Eventos

II Festival de Teatro Clásico

Fecha

2, 9, 16 y 23 de marzo

Hora

19.00 horas

Lugar

Auditorio elcírculo. Fundación Círculo.

Dirección

C/ Ana Mª Lopidana 6

Precio

5€ vía internet, 7€ taquilla

Fecha

2, 9, 16 y 23 de marzo

Hora

19.00 horas

Lugar

Auditorio elcírculo. Fundación Círculo.

Dirección

C/ Ana Mª Lopidana 6

Precio

5€ vía internet, 7€ taquilla

Fundación Círculo presenta la segunda edición del Festival de Teatro Clásico. Durante los sábados de marzo, se podrá disfrutar en el auditorio elcírculo de cuatro obras escenificadas por compañías de la provincia.

Entradas
5€ online a través de entradas.ibercaja.es (gastos de gestión incluidos)
7€ en taquilla de la sede de Fundación Circulo en Plaza España, 3. (de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas)

La primera representación tendrá lugar el 2 de marzo ‘La sombra del Tenorio’ de José Luis Alonso de Santos por El duende de Lerma. ‘La sombra del Tenorio’ es uno de los principales títulos de la dramaturgia contemporánea española, elaborado por José Luis Alonso de Santos, uno de los más insignes creadores españoles. Alonso de Santos, a partir del «famoso mito» del Tenorio, elabora una historia tierna y emotiva a partir de las vicisitudes de un viejo actor, de esos que se han pasado la vida recorriendo pueblos del interior del país, vive sus últimos días en un pobre hospital, donde una monja que ha hecho voto de silencio lo asiste. Humor y poesía se unen a un excepcional trabajo de actuación llevado adelante por el primer actor Luis Orcajo, «El duende de Lerma», acompañado por la actriz Consuelo Redondo.

Le seguirá el 9 de marzo ‘El Conde Fernán González’ de F. Lope de Vega por el Grupo de Teatro Tierra de Lara. El texto que regaló el gran dramaturgo, Lope de Vega, muestra su ingenio. No era fácil dramatizar el Poema de Fernán González, lleno de intrigas cortesanas y de enfrentamientos bélicos con musulmanes y reyes cristianos como el de Navarra y León. El autor conjuga con maestría el dramatismo bélico con la introducción de personajes del pueblo, creando escenas cómicas como catarsis para relajar la tensión, con momentos de cierto romanticismo para humanizar tanta violencia y con la introducción de música y danza de forma equilibrada. Con estos recursos perfectamente utilizados logra el autor un gran texto de teatro, a través del cual permite conocer al Fernán González del Poema, muy lejano al personaje histórico. En su montaje teatral el Grupo de teatro Tierra de Lara lleva al espectador a conocer también al conde histórico.

Para la representación del sábado 16, se cuenta con Espliego Teatro que interpretará el texto de la obra más representada y representativa de Moliére: ‘Tartufo’. Molière hace caricatura de la realidad porque pretende divertir y trasmitir jovialmente su mensaje, siempre humanizador y rompedor ante las lacras sociales que impiden la buena relación y convivencia pacífica y justa. En su época no eran pocos los que se servían de la religión y se aprovechaban de la buena fe del pueblo para enriquecerse y lograr un prestigio social. Nace así el tartufo, el hipócrita y embaucador que con cara compungida logra dominar a Orgón, someter a una familia y enriquecerse a su costa. Era una fotografía tan frecuente en su época, que el público ponía el nombre a cuantos tartufos se había topado en su vida. Se trataba de una crítica social tan fuerte, que la obra fue prohibida y no se volvió a representar hasta cinco años después del estreno.

El sábado 23, Muza Teatro de Castrillo de Murcia pondrá el broche final al festival con ‘La devoción de la Cruz’. Se trata de una obra religiosa con tintes trágicos, que reflejan bien la mentalidad de la época, la importancia de la honra y el honor, amores incestuosos que empujan a los protagonistas a una vida de maldad de la que son liberados por su devoción a la Cruz. Todo nace de un parto difícil en el campo. Nace una niña que es llevada cuidadosamente a su casa y cuando vuelven a recoger a la madre, sin que nadie lo sepa, ha dado a luz también a un hijo a quien, para resguardarlo del frío, ha ocultado en un cobijo. Un hombre lo encuentra y adopta como hijo, haciéndole su heredero… pero dejemos que, a través del verso dramático, nos cuente lo que, como ningún otro dramaturgo, supo dar vida Pedro Calderón de la Barca.

Comparte:

Menú